Cerrar (5s)

Rodrigo Díaz: "Veo con preocupación cómo nos sacan agua del Laja para el canal Laja-Diguillín"

Publicado por Gabriel Hernández 11/01/2021 21:19:33

Rodrigo Díaz Wörner. Foto: El Contraste.cl

El pasado 8 de enero, el ex intendente de la región del Biobío, Rodrigo Díaz Wörner, inscribió oficialmente su candidatura a Gobernador Regional.

Lejos del pacto de la centro izquierda al que nos tenía acostumbrados, hoy va como independiente. Asegura que, de llegar el cargo no mirará las militancias, si no las capacidades e ideas para la región. Asegurando su nombre en la papeleta del 11 de abril, este lunes inició su primer recorrido como aspirante oficial al cargo en la ciudad de Los Ángeles.

Está corto de tiempo, de mangas arremangadas lo observamos caminar rápidamente por la plaza de Armas donde concretamos el encuentro. Lleva un envase de alcohol desinfectante rociador y sus elementos de protección. Está enérgico y dispuesto a hablar de todo y los asesores a sus espaldas liderados por Rodrigo Daroch, controlan sus tiempos para que no llegue tarde a los siguientes compromisos. Ingresamos a las oficinas de El Contraste para conversar de todo. “Pregúnteme no más”, señala. Así empezamos.

¿Qué lo motivo para presentar su candidatura a Gobernador Regional? Usted estaba fuera de la política, con un buen trabajo y, sin embargo, decide volver en el momento más hostil de esta democracia a una campaña ¿por qué?

Bueno, es porque primera vez tenemos una elección en donde los territorios vamos a poder escoger cuáles son nuestras directrices, la convicción de que en la cooperación, hay una oportunidad tremenda en la región, para que nosotros podamos hacernos cargos de nuestros destinos. En la convicción de que hoy estamos en un proceso de cambios, y ese proceso de cambios también nos toca a quienes vivimos en las regiones. Me explico, los Gobiernos Regionales son solo una parte de las funciones de los actuales Intendentes, pero es una parte a la que se le dedica menos tiempo, por varias razones. Primero porque los Intendentes rotan mucho, ya llevamos dos años y medio y van tres Intendentes. En los últimos 15 años, tal vez el único intendente que duro más años fui yo. 

Entonces ¿A qué se dedican estos intendentes que duran tan poco tiempo? Se dedican a manejar temas de orden público y probablemente las emergencias climáticas, sociales o de otra naturaleza. Al separarse el trabajo de representar a Santiago, representar a La Moneda con el de representar a la región, bueno usted se queda con qué trabajo… Básicamente con una pega que muy importante, que es planificar una estrategia regional de desarrollo, el uso que se le debe dar a los  suelos, tanto en el borde costero como en las zonas interiores, ver qué actividades económicas y sociales son las que usted debe revisar en determinados territorios, ver donde estan las compatibilidades, tiene que aprobar los planes reguladores metropolitanos y comunales, según sea el territorio del que estemos hablando. Pensar en la región.

En segundo lugar, el Gobierno Regional, es una especie de banco, un banco que financia los proyectos y programas. El principal socio de los municipios en Chile, se llama Gobierno Regional, de cada 100 pesos que llegan a los municipios, 58 llegan de los Gobiernos Regionales, entonces la oportunidad de poder liderar un proyecto que no esté pensando en los intereses del país, o de la estandarización que nos hace Santiago, sino de pensar derechamente, qué es lo que necesitamos nosotros en cada uno de los territorios, es lo que me motiva a mí, una persona que ha nacido y ha vivido prácticamente toda su vida en la Región del Biobío a emprender este camino. Tenemos que construir nuestra identidad.

Y en ese sentido, ¿por qué lo hace desde la independencia? ¿Qué no encontró en el pacto de la Nueva Mayoría?, ya que mucha gente lo considera como el brazo derecho de la Ex Presidenta Michelle Bachelet, cuando usted fue Intendente. ¿Por qué si tiene ese capital político en su bloque, usted optó por salirse e ir solo?

Primeramente, yo tengo mi mayor respeto, aprecio y gratitud por la Presidenta Michelle Bachelet y, en segundo lugar, yo sigo siendo en formación y de convicciones políticas, sigo siendo una persona que adscribe a la doctrina social de la Iglesia y que cree en la economía social de mercado, que cree en la colaboración público - privado - social, que cree en las separación de poderes, creo en la democracia. Ahora viendo eso, mi convicción es que la tarea a la que nosotros estamos llamados, para crear una región, hace que no tengamos estar sujetos a las decisiones de las directrices de la directivas políticas santiaguinas que estandarizan todo. 

Vean lo que va a pasar en unos días mas, cuando comiencen a reclamar distintas personas y digan, ‘a mí me bajaron de la constituyente, a mí me bajaron de candidato a concejal, no me nominaron a candidato a alcalde’, porque los acuerdos cupulares de Santiago tenían un cierto orden para estandarizar al país y yo no creo en eso. Yo creo que cuando uno se encuentra en un tema que es de región, usted se encuentra con personas que son de distintas ideas políticas, pero que al ver el tema concreto al que se deben enfrentar, se encuentran con colaboración. 

Miren por ejemplo, le cuento cosas concretas, a mí me tocó trabajar con personas de la Sociedad Nacional de Agricultura. Ellos son un poco más de derecha de lo que yo soy, y sin embargo, tuve gran cooperación de esas gente para poder generar el trabajo para, generar cooperación publico privada, para poder buscar mercados comerciales en China.

Por ejemplo, para poder determinar de cómo solucionábamos o sembrábamos la semilla, que permitiera asegurar que el agua que había en la zona de la Laguna Laja, que prácticamente brillaba por su ausencia, se pudiera usar de una manera adecuada para los intereses del riego, los intereses de generación eléctrica, o en lo turístico. Tuve mucha colaboración para poder ver materia de cómo sacar fruticultura hacia Estados Unidos, y eso lo hice con personas que pensaban distinto políticamente a lo que pienso yo.

¿Y eso lo podría llevar a un eventual triunfo a trabajar en el gabinete, gente de distintos sectores  políticos?

Yo declaré al minuto de anunciar mi candidatura, por ahí por el 25 de septiembre sino me traiciona la memoria, declare que pretendía hacer un gobierno transversal, un gobierno con equidad de género.

Y, ¿cómo se saca esa ‘chapa’ de que no digan que es independiente pro DC o que es independiente Pro Nueva Mayoría, que puedan pensar que al asumir firmará nuevamente por una colectividad?

Hay mucha gente de izquierda o de derecha que me dice ‘este señor es demócrata cristiano’, es verdad. Yo estuve 36 años en la Democracia Cristiana y créame que aún sigo adquiriendo la doctrina social de la Iglesia. La idea es súper importante, los valores. Yo creo firmemente en la cooperación, no creo en la confrontación, creo en el bien común, no creo en el igualitarismo. Ahora, qué haré de mi futuro político, bueno, créame que me siento muy cómodo siendo independiente. Y me siento con la libertad de conversar con distintas personas que aspiren a construir el bien común. Si usted me preguntara que si quiero inscribirme en un partido político vigente, en este minuto mi respuesta es clara y categórica y es no.

Si en el futuro, pudieran existir partidos regionales, tal vez podría ser un asunto interesante, a mí me gusta mucho el modelo que se utiliza en Europa, de las autonomías españolas, o incluso en Alemania, que hay movimientos que son de una determinada ideología, pero están territorializados, me parece interesante, porque los problemas de la región uno los tiene que evidencializar para superarlos, para resolverlos.

¿Cuáles son los que usted ve?

Tenemos varios problemas. Tenemos bolsones de pobreza muy altos. Si lo queremos ver desde la Provincia de Biobío, pese a lo que se piensa en Santiago, es la que tiene mayor índices de pobreza en la región y lo vemos en San Rosendo o en Alto Biobío, que son zonas rurales. En segundo lugar, tenemos un severo problema de disposición de agua para el consumo humano y de problemas de canalizaciones para el riego. Veo con preocupación cómo nos sacan agua del Laja para el canal Laja-Diguillín, cuando tenemos una cuenca del Biobío estresada para poder abastecer una zona que corresponde a otra región del país. No tengo nada en contra de la gente de Ñuble, pero el primer deber es nuestro, es nuestra gente.

Veo que hay un problema de cesantía muy relevante, hay una necesidad de incorporar en la salud un modelo muy distinto al que tenemos en el sistema de Salud Municipal, se lo digo brevemente, tenemos que apostar seriamente o instalar médicos de familias, que es una especialidad distinta del médico general, para poder tener personas que nos atiendan. El ejemplo es malo, pero no se me ocurre uno mejor ahora. Así como cuando va uno a su mecánico y él nos entiende de nuestro vehículo y él sabe que parte del auto está mal, lo que hacen los médicos de familia lo atienden a uno y sabe que si le dan un medicamento, ese medicamento es compatible con las otras patologías que tiene, cada sociedad que ha trabajado en base a medicina de familia, lo que hace es que evita las interconsultas y las atenciones son mucho mejores y disminuye la morbilidad…

Entonces usted ve que los principales problemas son salud, agua y pobreza…

Y trabajo. Creo que nosotros tenemos un desafío enorme de generar nuevas fuentes de laborales en la zona.

Y ¿cómo se hace eso desde la Gobernación, si hoy la ley tampoco les dejó muchas funciones claras? Para muchos este cargo es similar a un trono, porque sostienen que se ganarán un sueldo sin tareas o funciones claras.

Primero, porque hay una división de fomento productivo y hemos demostrado, por lo menos en mi experiencia de trabajo en el Gobierno anterior, me permitió demostrar que nosotros éramos capaces de generar actividades económicas nuevas. El turismo, por ejemplo, no era una actividad relevante en la región del Biobio y no lo había sido nunca. Y cuando terminó mi periodo, yo recibí un reconocimiento de parte de la Asociación de Colaboradores  de Turismo, ya que nosotros, la región, habíamos pasado a ser la segunda  Región que más invertíamos en Turismo.

¿Usted cree que faltan herramientas al cargo que postula?

Faltan muchísimas herramientas, pero la Ley que crea los Gobiernos Regionales, estableció primero que había un periodo desde que asumían los nuevos gobernadores regionales, de un año para pedir más facultades del Gobierno central. Primera cosa. Y segundo, estamos en un proceso constituyente, lo que va a ocurrir, es que quienes seamos electos Gobernadores Regionales, vamos a asociarnos, al igual que como lo hicieron los alcaldes en el pasado y vamos a plantear nuestros requerimientos de tener un país primeramente descentralizado ante el órgano constituyente. Entonces sí, yo veo que estamos en un minuto donde es la opción no es perfecta. Pero cuando usted estudia lo que ha pasado en distintos países del mundo que aspiran a tener mayor  descentralización, esta siempre parte por transferencia de poder político. Si no hay transferencia, no hay descentralización. 

Entonces, claro, estamos en una etapa germinal, pero vamos a tener la soberanía. No va a haber nadie más votado en esta región, que quien sea Gobernador Regional y eso va a implicar, además de las funciones propias, se entrega una función que es política, que es simbólica y que es representar a las personas. Quien sea Gobernador Regional y espero ser yo, su principal pega es defender los intereses de las personas del Biobío.

¿Por qué cree que la gente debe votar por usted, por sobre los candidatos? 

Mire yo creo que soy una persona que tiene experiencia, que conoce profundamente la región, que es capaz de generar dialogo con personas que tienen posiciones distintas, tras buenas ideas. Que tengo capacidad demostrada de gestión. Me tocó dirigir un gobierno profundamente realizador y creo que estoy trabajando con gente muy buena.

Hoy en día me acompaña mi ex colaborador Rodrigo Daroch, que es una persona a quien yo quiero mucho y que me ha ayudado a trabajar y también otras personas que no voy a mencionar por razones por prudencia. Cada cosa se dirá a su minuto. Pero lo que sí puedo decir es que voy a ofrecer un equipo transversal, un equipo de personas en donde me voy a preocupar que existan criterios paritarios al buscar las nominaciones y creo que este es un trabajo, que tiene un componente político, pero requiere un enorme componente de capacidad de gestión. 

No basta con tener una buena persona que se salude a todo el mundo, usted lo que necesita para provocar grandes cambios, es tener un pie en la calle, con la gente, con los problemas de la ciudadanía, y el otro pie en la oficina sabiendo gestionar, sabiendo gestionar y viendo los recursos que se requieren. Por eso doy el ejemplo de Rodrigo Daroch, porque nosotros a diferencia de lo que ocurrió en varios periodos anteriores y particularmente en este, somos los únicos que hemos logrado atraer más recursos que los que se nos asignaban al principio de cada periodo presupuestario y porqué lo hacíamos, bueno por que teníamos capacidad de gestión.

Cargando....