Funcionario demanda al municipio de Mulchén por despido en medio de la pandemia

Funcionario demanda al municipio de Mulchén por despido en medio de la pandemia

Vestido con la tradicional chaqueta de los funcionarios de la municipalidad de Mulchén, Alexis Viveros, llegó hasta la plaza de armas de la comuna, para manifestarse públicamente por lo que considera, es un despido injustificado.

En el video que puedes revisar en el Instagram de @elcontraste el ahora ex trabajador, asegura que "hay una persecución sistemática a los funcionarios que trabajan en este municipio. Quiero denunciar las múltiples irregularidades que pasan en el ámbito laboral, se ha cortado la libertad de expresión, en donde el miedo es una institución, miedo a quedar sin trabajo, miedo a no tener que dar de comer a nuestras familias, aquí donde se generan la mayor cantidad de empleos, nadie habla, nadie opina, nadie dice nada".

Agregó que "por denunciar el incumplimiento del convenio de OPD con Sename, fui despedido en pandemia de manera cobarde y arbitraria sin derecho a indemnización. Me han dejado en la calle".

"Es por esto que he interpuesto una demanda en contra del municipio de Mulchén en tribunales de justicia, por vulneración de derechos laborales, despido discriminatorio, prácticas antisindicales, cobro de remuneraciones, ya que no me pagan desde febrero", expresó.

Tras estos hechos, El Contraste conversó con el afectado quien accedió a dar una entrevista:

Aléxis, cuéntanos ¿qué fue lo que ocurrió?

Nosotros hace mas de un año, fuimos a pedir unos recursos y había un incumplimiento en el contrato de parte de la Municipalidad, con Sename, que son dineros que se había comprometido el municipio a aportar que era un 25%. Agotamos todas las instancias internas del municipio para que se nos solucionara el tema. No teníamos locomoción, nos habían bajado los sueldos, o sea, el convenio decía por ejemplo: 700 mil pesos que debía ganar cada profesional y ganábamos menos, 100, 200 mil pesos menos. Por ejemplo si alguien tenía que ganar 500 mil por el convenio, pues ganaba 400.

¿Por qué se daba esa situación?

Porque el Municipio no cumplía el convenio. Cuando se firma un convenio de la Municipalidad con Sename, ellos tienen que cumplir con ciertos protocolos. Por ejemplo, el lugar físico para poder instalar la OPD en Mulchén. Entonces agotamos todas las instancias internas, para que este convenio se cumpliera, porque al fin y al cabo eran los dineros de los niños. Y en todas las supervisiones técnicas financieras, siempre arrojaba error, lo único era eso, y no había cumplimiento de este convenio.

Pedimos audiencia con el alcalde en reiteradas ocasiones, pedimos audiencia con el Dideco, quien era en ese tiempo era Cristian Soto, y no hubo ninguna respuesta. Y un día fuimos como equipo a pedir una hora para exponer en el concejo municipal, ya después de haber agotado todas las instancias, fuimos a pedir hora al consejo municipal y llego Don Cristian Soto y nos increpo, forcejeo arriba, una gritería tremenda, un escándalo. Y dijo que esto iba a traer represalias.

¿Los amenazó directamente?

Sí, nos amenazó a todos, después nos llamó a cada uno al otro día a la oficina, y nos dijo que estábamos despedidos cinco funcionarios de la OPD completos (verbalmente).

Entonces, ¿qué pasó con los recursos?

Lo que pasa es que, las platas siempre están, aquí ellos no cumplen con el convenio solamente. Resulta que estos dineros siempre debieron haber sido puestos por el municipio, pero por tener otras prioridades, por decirlo, las platas se gastan en lo que la administración indica, entonces pueden tener otras prioridades, por ejemplo, fiestas del trigo, principalmente los recursos se van para otro lado, y no se cumplen el convenio.

Pero si una autoridad recibe fondos para una cosa y los ocupa en otra, podría haber una malversación de caudales públicos...

Si, lo que pasa es que Sename aporta el 75% del funcionamiento de la OPD y el 25% lo tiene que poner la Municipalidad y ese convenio nunca se cumplió.

Cuando ya habíamos agotado todas las instancias del tema esto parte, comienzan a haber roces y nosotros somos despedidos después Consejo Municipal. Uno a uno nos dicen que estamos despedidos, desvinculados, o sea la represalia se cumplió y de nuevo fuimos al Consejo, le preguntamos al alcalde si nos despidieron a todos, si seguimos trabajando o no y el alcalde dice, 'sigan trabajando'.

Seguimos trabajando porque no había ningún despido de carta formal. Y ahí partió una persecución con nosotros. A nosotros nos separan de todos los eventos públicos de la Municipalidad, comienzan con colegas, con contratos de mes a mes, antes tenían de año a año, ahora de mes a mes. Beatriz Gajardo, ella es la que primera desvinculan, ganando la demanda que interpuso porque le hacían contrato mes a mes, después le bajaron 200 mil pesos el sueldo, ella reclamó hasta que al final no le hicieron mas contrato y terminó demandando al municipio, adjudicándose una demanda de 7 millones de pesos.

¿Haz podido hablar con el alcalde, después de este despido que te hicieron? ¿Tú te habías tomado vacaciones, regresaste y así te despidieron?

Si, yo me pillé de sorpresa con esto, ya que yo me tomé mis vacaciones, y a raíz de eso me despiden, ya que según ellos estaban mal pedidas. Pero yo lo hice por el conducto regular que tiene la municipalidad, en el sentido de pedir permiso a mi jefa directa y bueno, después me encuentro, cuando vuelvo de vacaciones que había una carta en mi domicilio de despido, y así fue el asunto. Y después comencé a asesorarme jurídicamente porque no sabia qué hacer. 

¿Pudiste hablar con el alcalde?

No, no pude hablar con el alcalde, si el alcalde no recibe a nadie. Nosotros estuvimos un año tratando de hablar con él, pero como digo no recibe a nadie. A ningún funcionario, no lo recibe, ni al sindicato tampoco.

Alexis, la fecha exacta en que fuiste despedido ¿Cuál es?

Yo llegue de vacaciones el 18 de marzo.

O sea ya estábamos entre comillas: en pandemia...

Si, estábamos en estado de sitio creo, 17 – 18 de marzo, creo que por ahí. Y yo me sorprendo, porque hubo una colega que me llamo el día 15 y me dice que me habían rechazado las vacaciones, cuando prácticamente ya las estaba terminando, entonces buscan cualquier excusa técnica, porque profesionalmente no pueden objetarme nada, ya que yo tengo intachable mi hoja de vida.

Desde ese enfrentamiento que mencionas con el sr. Soto en el consejo municipal, de ahí en adelante ¿Cuántos funcionarios han sido despedidos?

Desde ese día, somos dos, y ahora hay una colega que esta siendo sumariada ahí adentro, que es la tercera.

¿Tú vas a presentar acciones legales?

Si ya presente acciones, demanda por tutela laboral, despido discriminatorio, práctica antisindical, y eso que es lo que me acuerdo.

RESPUESTA DEL MUNICIPIO

El Contraste, quiso conocer la versión del municipio frente a los hechos, donde el propio alcalde Jorge Rivas, se refirió a este despido.

El jefe comunal indicó que "el funcionario no fue despedido en cuarentena, él tomó conocimiento de dicha decisión el día 6 de marzo vía correo certificado, luego de haber recibido por nuestra parte diversas denuncias en su contra que se traducen en faltas a su comportamiento y a su desempeño laboral".

Añadió que "el investigador propuso que se desvinculara y se terminara su relación laboral, producto de las distintas faltas encontradas dada la investigación y que obviamente hacían necesaria esta decisión".

"Esta es la determinación que ha tomado la municipalidad que me toca dirigir y que fue comunicada oportunamente antes del periodo de la cuarentena", recalcó.

Finalmente, expuso que "se siguen en curso otros proceso administrativos y obviamente tenemos el deber y la obligación de continuar con la marcha de la institución y sobre todo tomar decisiones cuando hay faltas cometidas y reiteradas por un funcionario o funcionaria de nuestra municipalidad".